Los autos sin conductor masivos están lejos, pero hay un punto intermedio

Mobileye, propiedad de Intel y el “cerebro” de los Tesla, consiguió un acuerdo tecnológico para dotar de módulos de conducción autónoma a 8 millones de autos de una compañía europea. “Los términos financieros del acuerdo y la identidad del fabricante de automóviles no fueron revelados”, publicó Reuters.

El acuerdo, uno de los más grandes hasta ahora para Mobileye, es una señal de cómo los fabricantes de automóviles y proveedores están acelerando los procesos en el traspaso de tecnologías hacia la autoconducción.

Sin embargo, también es una muestra que ese cambio no será absoluto. Es decir, no pasaremos de un carro tradicional a uno autoconducido 100%. El acuerdo de Mobileye promueve la introducción de características que automatizan ciertas tareas de conducción, como la conducción en carretera y el frenado de emergencia, un avance intermedio entre ambos extremos.

La idea es generar ingresos mientras la tecnología permite una conducción totalmente automatizada, algo que los especialistas entienden que está aún muy lejos de implementarse en mercados masivos.

Intel y Mobileye están compitiendo con varios fabricantes rivales de chips y sistemas de visión artificial, incluida Nvidia, para proporcionar el cerebro y los ojos de los automóviles automáticos, dice Reuters.

Los autos “semi autoconducidos” serán vendidos al mercado como con “automatización parcial”, donde el carro se conducirá automáticamente, pero el conductor deberá mantenerse alerta. También habrá modelos que integrarán automatización condicional.

Mobileye fue adquirida en 2017 por Intel por U$S 15,3 mil millones. Según la compañía israelita, ya hay en las carreteras de distintos países unos 27 millones de autos de 25 fabricantes de automóviles diferentes que usan algún tipo de sistema de asistencia al conductor. De esos, Mobileye tiene una participación de mercado de más del 70 por ciento.

Mobileye categoriza a los sistemas de autoconducción por niveles. En el Nivel 3, el auto se conduce solo, pero el conductor tiene aproximadamente 10 segundos para hacerse cargo si el sistema no puede continuar. La firma ya está trabajando con varios fabricantes (General Motors, Nissan, Audi, BMW, Honda, Fiat Chrysler y China Nio) para suministrarles esta tecnología en 2019.



La categoría de Nivel 4, más avanzada, está siendo probada en híbridos Ford Fusion con 12 cámaras pequeñas instaladas y chips EyeQ4. Este nivel permite una autoconducción mayor que el nivel 3. Masivamente, podría estar en autos de producción en 2021.


!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0];if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=”https//www.merca20.com//platform.twitter.com/widgets.js”;fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document,”script”,”twitter-wjs”);

The post Los autos sin conductor masivos están lejos, pero hay un punto intermedio appeared first on Revista Merca2.0.


Source: merca20.com
Website: Los autos sin conductor masivos están lejos, pero hay un punto intermedio